jueves, 16 de marzo de 2017

ACABA LA AVENTURA DE "BIENESTAR DOCENTE Y MOTIVACIÓN"



Ahora que acaba una aventura formativa como es el curso de "Bienestar Docente y motivación" que he desarrollado para el Cefire de Orihuela es momento de hacer una reflexión sobre todo lo que ha pasado en él.

Y digo que es una aventura porque en cada formación asumo muchos riesgos, pues siempre me sitúo, como docente que soy, en ese espacio de riesgo en el que la formación ha de ser significativa para todos aquellos que participan, ha de marcar un ante y un después, ha de sacudirnos de nuestras zonas de confort y deben abrir horizontes nuevos.

Lo más difícil es cambiar, transformarnos como docentes para transformar la educación. Todos los cursos en los que me implico tienen implícito esta máxima u objetivo prioritario: "Cambiar al docente para cambiar la educación".

Cambiar nuestras creencias de lo que hemos aprendido que ha de ser la Educación, generar enfoques y motivaciones que nos saquen de esa rutina establecida y ese paradigma conocido del que hay que salir; de eso se trata. Asumiendo que no siempre estamos dispuestos a salir del pensamiento acostumbrado, porque eso nos genera tensión (que puede ser tensión creativa y no tensión neurótica, miedo o pánico), que cada uno tiene su ritmo para cambiarse (cambiar el Ser) y de que no todo el mundo soporta la tensión de ir contracorriente.
Ésto último sin ir haciendo la guerra a los demás, sin tratar de evangelizar ni confrontar; sino en lo posible buscar aliados y hacer grupo, conformar equipos y acometer juntos proyectos innovadores ilusionantes para el profesorado y el alumnado.
Muchos me decís que no siempre se puede.
Bueno, no siempre se puede ahora, en este momento y situación, no siempre se puede fácilmente, no siempre se puede a menos que cambiemos nuestra manera de considerar las cosas, no siempre se puede en un contexto pero sí en otro.
Si creo que se puede encontraré el momento, el lugar, el contexto y la situación para aportar a la innovación educativa, de un modo u otro, según esa particular y única sensibilidad y manera personal de entender, ser y hacer las cosas.

En todos estos aspectos creo que el curso de "Bienestar docente y motivación" ha sembrado en el fuero interno de los 41 compañeros que en él han participado.
 Hemos aprendido mucho juntos. Yo el primero en eso.

Gracias a todos por participar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario